Tiempo de lectura: 3 minutos

Baja emisividad en ventanas para ahorrar energía

Para conseguir una baja emisividad en ventanas, el vidrio de baja emisividad se introdujo en las obras en 1979, para reflejar el calor.

Ciertamente esto se hace mediante la utilización de un recubrimiento metálico ultra delgado sobre el cristal. Finalmente ello permitió ahorrar energía.

Logo Soluciones Especiales

¿Que es la baja emisividad en ventanas?

La selección de este tipo de ventanas se basa en la ubicación y el clima. Se utilizan en grandes proyectos de reforma y nueva construcción. Además de edificios con piel de vidrio. Globalmente su principal contribución ambiental es que proporcionan entre 30% y 50% de reducción y potencian el proceso para ahorrar energía.

Otros beneficios de la baja emisividad en ventanas es la eficiencia operativa a largo plazo. Asimismo, la mejora del acceso de luz natural y las vistas exteriores para los ocupantes. Tampoco aumentan los costos de energía para calefacción y refrigeración. Finalmente un gran aporte para ahorrar energía.

Rendimiento de las ventanas

Las ventanas de baja emisividad son una parte crítica de la envolvente del edificio. Además proporcionan un importante valor estético a las construcciones. A la vez, introducen luz natural y proporcionan una conexión visual con el entorno exterior.

Sin embargo, las ventanas también pueden representar una gran fuente de ganancia o pérdida de calor.

La energía solar no administrada puede aumentar la carga de climatización del edificio. Por lo tanto exige más de los sistemas de aire acondicionado.

Del mismo modo, las ventanas con poca capacidad para mantener el calor permiten que el aire caliente salga del edificio en el invierno. Después aumentan las demandas sobre los sistemas de calefacción. Las que serán importantes y así impiden ahorrar energía.

Los fabricantes de ventanas han desarrollado nuevas técnicas de aislamiento térmico y acristalamiento para mejorar el rendimiento. Por consiguiente, el Factor U mide la cantidad de calor que sale de una casa o edificio. Luego los valores mas bajos en los rangos de 0.20 a 1.20 indican un mejor producto para mantener el calor.

Probablemente, el coeficiente de ganancia de calor solar (SHGC) mide como un producto bloquea el calor del sol. Después el SHGC se expresa como un número entre 0 y 1. Ciertamente un SHGC inferior indica que el producto es mejor en el bloqueo de calor.

La transmitancia visible mide la cantidad de luz que viene a través de un producto. Luego el VT se expresa como un número entre 0 y 1. A su vez, un VT más alta indica un mayor potencial de la luz del día.

Las fugas de aire (AL) miden la cantidad de aire exterior que entra en una casa o edificio a través de un producto. Es decir, se mide en un rango entre 0.1 y 0.3, una AL inferior indica que un producto es mejor para evitar las entradas de aire.

Así pues, la resistencia a la condensación (CR) mide como un producto resiste la formación de condensación. CR se expresa como un número entre 1 y 100, un CR más alto indica que el producto es capaz de resistir la condensación.

De esta manera, las estrategias de verde, con vidrio de baja emisividad deben ser adaptadas al clima local.

Por ejemplo, las instalaciones en climas más cálidos deben montar ventanas con un SHGC inferior. Además los de un clima más frío deben instalar ventanas con un menor factor U.

Generalmente, las ventanas de baja emisividad se pueden aplicar de diferentes maneras en los climas locales, adaptándose a las necesidades de calefacción y refrigeración, permitiendo ahorrar energía.

Los revestimientos de baja emisividad aplicados a los cristales de las ventanas exteriores impiden las ganancias de calor de la radiación exterior. Mientras que baja emisividad en ventanas interiores previenen la pérdida de calor.

Los beneficios de reflejar el calor

Típicamente, las ventanas fabricadas con vidrio de baja emisividad cuestan alrededor de 10 a 15 por ciento más que las ventanas regulares. Finalmente permiten ahorrar energía entre un 30% y un 50%.

Además, esto mejora en la envolvente del edificio. Particularmente cuando se combina con otras estrategias de construcción, como revestimientos a impactos y sistemas de HVAC.

Estos beneficios deben incluirse en la evaluación de los costes del ciclo de vida de la instalación de ventanas eficientes.

La selección de este tipo de ventanas se basa en la ubicación y el clima. Se utilizan en grandes proyectos de reforma y nueva construcción. Además de edificios con piel de vidrio. Globalmente su principal contribución ambiental es que proporcionan entre 30% y 50% de reducción y potencian el proceso para ahorrar energía.
Adolfo Morales | Ingeniero

Relacionados con este tema:

Opinan los clientes

Barcelona

Osona

Costa Brava

Paraná

Construcción
Reformas integrales
Aislamientos
Cubiertas de techo
Construcción en seco
Suelos y pavimentos
Patologías
Impermeabilizaciones
Soterrados
Reparación de piscinas
Medio Ambiente
Mallas antierosivas
Drenaje de suelos
Gaviones
Geotubos
Servicios
Costos y presupuestos
Verifica lo que compras
Boletines
Consultas
Quienes Somos
Glosario
Barcelona y Catalunya
Llamar a Barcelona
Osona y Centelles
Llamar a Centelles
Costa Brava y Girona
Llamar a Blanes
 info@SolucionesEspeciales.Net
Barcelona +34 633 70 88 32
+34 931 98 58 49
Paraná +54 343 512 40 90
Support by xPerro© 1998-2022