Listando categoría Reformas

Un buen contrato de reformas, delineará una relación entre un autónomo contratista y el propietario. Por ello, evitará más de un conflicto y centrará los malos entendidos. Asimismo, salvará la relación entre el trabajador en la reforma y el dueño de casa.

Un contrato de reformas protege a las partes, congela lo conversado. Así, fija tiempos para realizar una reforma, evita olvidos.

Siempre identifique al trabajador contratista, pida una dirección física donde encontrarlo, donde tiene su taller. También su depósito y que aparezca en el contrato de la reformas.

Si tiene licencia fiscal, CUIT, NIF, CIF, también debe quedar escrito. Más aún si se trata de un trabajo específico, si tiene cursos de capacitación realizados, si tiene matrícula de aplicador mejor. Todo tiene que estar de acuerdo que vendrá luego. Si habrá facturación, recuerde que habrá IVA, las exigencias son para el solicitante de la reforma y para el contratista de las reformas.

¿Los seguros por accidentes de trabajo? Que tal si un trabajador, durante los trabajos de reforma se lesiona. Si la ubicación es su hogar y su industrial contratista no tiene los seguros correspondientes, usted será considerado responsable.

Si el contratista tiene seguro, vea que también involucre a sus empleados y verifique que alcances tiene el seguro. También la cobertura del seguro de trabajo para realizar una reforma.

El contrato para la reforma debe reflejar el alcance de los trabajos. Hay muchos detalles que anotar, hay que escribirlo todo, enumerar, listar las tareas a realizar. El contrato debe hacer referencia al presupuesto original que dio lugar a la reforma y a los planos si los hubiere.

La duración del trabajo de reforma también se debe establecer por escrito. Aunque muchas reformas tardan más de lo previsto por razones legítimas, hay demoras por motivos causados por el cliente y otros fuera del control del contratista de la reforma.