Soluciones Especiales

Compra y reforma una casa ya construida

Comprar una propiedad existente es una buena idea, más aún si usted es un comprador primerizo. La compra y reforma de una casa ya construida puede reportar ahorros de un 30%, mejor ubicación y mayor superficie, por la misma casa nueva.

Una casa usada es un interesante negocio. Si tiene menos de 5 años el precio puede ser un 12% más barato que la nueva. Si sobrepasa los 10 años se puede ahorrar hasta un 25%. Y si supera los 20 años se lograría comprar por un 50% de la misma casa, nueva.

Como comprador, usted debe identificar la oportunidad. Comprar una propiedad existente es una buena idea, más aún si usted es un comprador primerizo.

La compra y reforma de una casa ya construida puede reportar ahorros de un 30%, mejor ubicación y mayor superficie, por una misma casa nueva.

Las casas usadas de hoy fueron construidas hace algunos años en zonas alejadas. Pero hoy, debido al avance de la urbanización, estas casas quedan más céntricas y mejor ubicadas. Hay un valor añadido a esa casa que hoy es usada, tiene unos años y está a la venta.

Busque casas usadas en barrios y zonas bien ubicadas, le garantizará que luego al intentar venderla, lo consiga con un buen precio. No olvide descubrir aquellas casas con servicios en su ubicación, vías de comunicación accesibles, centros comerciales, escuelas, plazas.

Las propiedades usadas generalmente tienen más superficies, espacios amplios, son más espaciosas que las casas nuevas a la venta. Asimismo, tienen techos más elevados, hay una sensación de amplitud en sus interiores.

De esta manera comprar una casa usada no es comprar una casa destruida, ajada o en mal estado. Eso no es inteligente, haga una buena elección, busque casas que requieran tan solo algún mantenimiento.

¿Cuanto hay que reformar?

¿Cuanta reforma hay que hacerle a la casa? ¿Hasta donde remodelar?

Hay que ir con precaución, evaluar, de lo contrario se nos escaparía el ahorro que hemos logrado con la compra. Siempre puede consultar a los especialistas para que hagan la verificación de la casa que desea comprar, ellos le dirán cuanto se gastaría en una reforma necesaria.

Si hubiere fallas y sea necesario hacer reformas urgentes, habría que negociar el precio de la casa. Pero ello sería, a la baja, el vendedor deberá hacer una rebaja.

En realidad cualquier reforma que se le haga a una casa usada no debe pasar el 12% de su valor, siempre se necesitan arreglos. Si usted hace verificar la casa, tendrá mayor certeza de su verdadero valor y lo que gastaría en hacerle algunos arreglos, los especialistas pueden ayudarle.

Si hubiere daños graves en la casa, meterse en arreglos muy grandes ya no resulta para una compra ventajosa de la casa. Es así, salvo que por algún motivo, el vendedor haga rebajas que dejen la casa a precio para que luego los arreglos se compensen.

Lo importante es saber cuanto representan los arreglos que necesita la casa. También hacer la verificación con una empresa nos aclarará y dará consistencia a la compra de una casa usada.

Inclusive, el presupuesto que nos indique el verificador, por las reformas a realizar, puede ser un buen argumento para sentarse a negociar con el vendedor.

Reformas #1646
Más info: