Soluciones Especiales

Menu

Contrato de obra: firmado en original

El usuario cree que si hay NO una firma, en un contrato de obra, este NO está en su forma original, entonces va a ser impugnado en los tribunales.

Contrato de obra: firmado en original

Las fotocopias rara vez son impugnadas en los tribunales. Hay que asegurarse de que solo las personas autorizadas ejecuten el acuerdo del contrato de obra.

Los firmantes de un contrato de obra y construcciones pueden argumentar que la otra firma no está autorizada o que es una falsificación.

Todo eso es posible, pero habiendo litigado cientos si no miles de casos, los abogados en construcción durante los últimos  años, pueden decir que es asombrosamente raro que recibamos reclamos de una parte firmante del documento que no es  original, o que la firma no es  original.

La mayoría de las veces, todo lo que se presenta como evidencia en los tribunales es una fotocopia del documento real, y rara vez se cuestiona.

Protegerse si NO tiene el original de un contrato de obra

Trate de obtener correspondencia en torno a la transmisión de este documento. Ciertamente, para demostrar que la persona que se lo proporcionó sabía que venía de su oficina o que iba a ella.

Permítanme dar un ejemplo práctico de lo que se quiere decir.

Hace unos meses, hubo un caso que involucraba a uno de nuestros clientes, un subcontratista.

El contratista alegó que los certificados de obra que formaban parte de nuestra reclamación no estaban autorizadas. A pesar de que estaban firmadas por el responsable de obra, del contratista.

No solo teníamos el certificado de obra con una firma, presentamos una copia porque todo era electrónico. También adjuntamos correspondencia por correo electrónico en relación con los certificados que se enviaron al contratista.

Y lo que es más importante, también pudimos mostrar que nadie discutió o se quejó en ese momento sobre el documento. 

Así que, cuando pudimos presentar todas estas pruebas, de que el certificado no solo estaba autorizado, sino que ellos lo sabían, sus argumentos se desvanecieron.

Por lo tanto, lo primero que debe hacer para protegerse es asegurarse de obtener correspondencia con las personas que autorizaron la transacción. Probablemente sea un certificado de obra, una renuncia o cualquier documento que sea.

A la vez, que demuestre que las personas que necesitan recibir el documento aparecen en la cadena de correo electrónico. Y que reciben copias y correspondencia relacionada.

La segunda cosa que puede hacer para protegerse, es ver si su contrato requiere que solo ciertas personas ejecuten el documento en particular.

Por ejemplo, el contrato de obras y construcciones puede establecer que solo los encargados del proyecto tienen la autoridad para ordenar nuevos trabajos o firmar certificados de obra.

Igualmente, si tiene un contrato de obra que dice que necesita asegurarse de que esas personas ejecuten el documento.

Sepa que si la persona autorizada NO firma el documento, usted puede correr el riesgo más adelante de que el documento no se considere debidamente autorizado.