Soluciones Especiales

Menu

La penetración del agua en las viviendas de construcción tradicional, es responsable de la mayoría de los problemas por Filtraciones de agua en muros. Así, se encuentran hoy en día en las paredes levantadas con mampostería de bloques de hormigón y de ladrillos.

Filtraciones de agua en muros de ladrillo y de bloques

 Una vez que las paredes de ladrillos están saturadas de agua, sobrevienen los problemas por filtraciones de agua en muros.

El agua puede causar cambios de movimiento y de volumen en los muros de bloques y de ladrillo.

Esto facilita la corrosión de los componentes de metal, la pérdida de la eficiencia de los aislamientos, deterioro de los acabados interiores. Asimismo, el desarrollo de hongos y moho y el deterioro de la calidad del aire interior.

También aparecen lixiviados y eflorescencias en las superficies exteriores o incluso interiores de las paredes de bloques y paredes de ladrillos, debido a Filtraciones en las paredes.

Muros de mampostería y el origen del agua

Siempre hay una cantidad de agua disponible en las obras y proyectos de construcción.

La lluvia y la nieve son la fuente de agua que mojan las distintas partes de la construcción, y también lo hacen a través de la condensación. Además siempre hay filtraciones de agua en muros

Cualquiera sea el origen del agua en las construcciones, el vapor de agua está omnipresente en el aire circundante. Casi hay que afirmar que para la construcción común tradicional, el agua es necesaria, por lo que la solución es controlar las filtraciones en paredes de ladrillo, a través de los hormigones y mamposterías de bloques y ladrillos.

El agua produce filtraciones de agua en muros de ladrillo, a través de los defectos constructivos y fallas. A menudo por grietas, delaminaciones y separaciones mínimas entre las paredes y las juntas de mortero. Así como fallas en torno a las aberturas de los edificios y varios tipos de juntas.

Otro factor de filtraciones en las paredes, es la presencia de fuerzas que empujan y atraviesan los muros.

Ciertamente, en situaciones normales, es imposible que una cantidad significativa de agua pase directamente a través de los muros de bloques y ladrillos, o a través de las juntas de mortero completas.

La mayoría de los bloques y ladrillos son absorbentes. Por lo tanto, la cantidad de agua que absorben es relativamente pequeña. Además es poco posible que contribuyan a un flujo total de agua a través de las paredes de bloques o ladrillos.

En las juntas de mortero, filtraciones en las paredes, salvo que el mortero rellene toda la profundidad del ladrillo.

Filtraciones de agua en muros de ladrillo

Los muros de mampostería siempre funcionaron como el sistema estructural y como un cerramiento exterior de una casa. Finalmente es así durante la mayor parte de la historia desde la antigüedad.

A partir de ello se tenía que las paredes de mampostería eran bastante macizas, con espesores entre 30 cm y unos 60 cm. También estos muros funcionaron bastante bien para mantener el agua fuera, dado su espesor y carga de compresión a que estaban sometidos.

Otra ventaja de los muros de mampostería maciza, era su gran masa térmica que mantenía los cambios de temperatura al mínimo.

Así, muchos muros de mampostería más antiguos se construyeron con cornisas y otros ornamentos. A menudo, también protegían las fachadas de los edificios del escurrimiento excesivo. Además de la consiguiente penetración y filtración del agua.

Actualmente se ejecutan paredes de bloques y ladrillos, mucho menos masivas. Ciertamente con espesor que oscila entre los 12 cm y los 20 cm, siendo que se dejaron de emplear salientes y cornisas en la parte superior. Lo que facilita la filtración del agua de lluvia de la cubierta de techos y de los parapetos, escurriendo libremente hasta el suelo.

Aquí es donde el agua de lluvia está mayormente en contacto con la mampostería de bloques y ladrillos. Además, en períodos de tiempo más largos, da lugar a más oportunidades de problemas de Filtraciones de agua en muros de ladrillo y humedades.

Resolver las filtraciones

Los buenos resultados en un muro de mampostería dependen de la limitación de la cantidad de agua que penetra y del control de esa agua.

Esto significa, como mínimo, controlar la cantidad, el tamaño, el ancho y la ubicación de las grietas de la envolvente del edificio.

También desviar el agua de lluvia de manera rápida y eficaz.

Los especialistas indican porque puede haber otros orígenes de la entrada de humedades, penetraciones y filtraciones, a través de alféizares, antepechos, tapetas y umbrales.

Si se puede controlar, limitando las filtraciones en las paredes, y drenar efectivamente, una vez que la penetración ocurrió, tendremos muros de bloques y paredes de ladrillos realmente secos.

Contactar con el Especialista
el
IMPERMEABILIZADOR
terrazas
cubiertas de techos
sótanos
pozos de ascensor
piscinas
reservorios
acuarios
+34 633 70 88 32
+54 343 512 40 90