Soluciones Especiales

Menu
Reforma de su vvienda

¿Tiene seguro el señor que hace la reforma de su vivienda?

La vida es una apuesta, no hay que arriesgar lo que no puede permitirse perder.

Esto tiene un peso en la vida, aquello que significa un riesgo sustancial, debe estar bajo la protección de un seguro de obra. Incluyendo la contratación de un autónomo que hace de contratista.

Es más barato, encontrar un contratista sin seguro, pero no es una buena idea.

Cuando contrata un autónomo  o una empresa de construcción, para una reforma en la casa, esta debe asumir la responsabilidad de la construcción. Además de todo lo demás que sucede en la obra.

¿Por qué solo debe contratar a alguien con seguro?

Sea un edificio comercial o una reforma de una vivienda, los trabajos de construcción pueden llegar a ser la mayor inversión de su vida.

Asimismo, usted debe protegerse con un seguro, si no quiere pasarla mal.

Ciertamente, cualquier problema que surja después podrá ser una pesadilla, si no hay un seguro de obra en el camino.

Cuando usted trae a un autónomo contratista a bordo para un proyecto de construcción o reforma de la casa, él asume la responsabilidad de la construcción. También casi todo lo demás que sucede en la obra.

Solo se debe trabajar con autónomos y empresas contratistas con licencia para trabajar que tengan un seguro.

Además, de todas las pólizas  adecuadas para la tarea de  construcción que vayan a ejecutar.

La reforma de su vivienda y la responsabilidad por daños y perjuicios

Los contratistas sin seguro son grandes dolores de cabeza.

Por lo tanto, lo someten a usted a riesgos en caso de una lesión o daño a la propiedad.

Además, NO tienen forma de compensarle cuando surgen problemas.

Finalmente, en la reforma de su vivienda el costo de los daños recae directamente sobre sus hombros.

Un accidente de trabajo puede ocurrir en cualquier momento.

Siempre se pueden cometer errores y aunque la póliza de seguro de vivienda cubre los daños a la propiedad, tiene sus propias limitaciones.

Por cierto, NO constituye  un seguro para los trabajadores en una reforma.

Hay que llamar a contratistas con seguro. Por ello, que tengan seguro de responsabilidad general y de compensación laboral.

El seguro de obra. Un signo de credibilidad

Un contratista, un autónomo o un albañil responsable, cuida e invierte en su reputación.

Tener tanto la licencia como el seguro demuestra que se preocupa por la calidad de sus proyectos.

Además, indica que usted contrata a alguien confiable.

La licencia para trabajar y el seguro van de la mano.

Esto se debe a que para obtener lo primero, necesita tener lo segundo.

Los contratistas que hacen la reforma de su vivienda deben realizar un trabajo de calidad de una vez. Porque las obras que no están a la altura podrían costarles su licencia.

La reforma de su vivienda y el ahorro en mantenimiento

Los contratistas con un seguro son más caros y usted debe saberlo.

Asimismo, invertir en este tipo de profesionales resulta en un ahorro a largo plazo. Especialmente en mantenimiento.

Los contratistas sin seguro son los de baja calidad. Por cierto, lo que hacen, puede ser más costoso de corregir más tarde.

Por otra parte, será usted quien afrontará el costo de la reparación o daño. Ciertamente, el contratista sin seguro carece de ello. Finalmtne, un seguro que salve gastos por daños y responsabilidades.

El seguro y la protección de la propiedad

Si contrata un contratista sin licencia sabiéndolo, luego puede ocurrir algún daño o accidente.

Así, tendrá la incertidumbre de que su compañía seguros tenga derecho a rechazar el reclamo.

Finalmente, usted tendrá que pagar todo de su propio bolsillo.

Traer un contratista con licencia y con seguro tiene un efecto directo en el valor de su propiedad.

En definitiva, con un contratista sin seguro que haga trabajos que no se ajusten al código de edificación, usted tendrá que mostrar la información a los compradores de la casa.

Del mismo modo, al contratar gente con seguro y licencias tiene sus ventajas. También cuando llega el momento de la venta de la vivienda.

El seguro que debe tener el contratista en la reforma de su vivienda

Al menos debe tener dos pólizas de seguro críticas. En primer lugar, el seguro de responsabilidad civil del contratista. En segundo lugar, el seguro de compensación del trabajador.

El siniestro puede ser algo tan simple como una grieta en los revestimientos del suelo. Asimismo, tan costoso como inundar su casa.

Finalmente, no interesa la escala del daño. Usted no debería tener que pagar por algo que no es su culpa.

Un contratista con un seguro de responsabilidad civil válido, tendrá una compensación frente a cualquier daño. Sin duda que pueda ser causado por el uso de materiales o trabajos de mala calidad.

El seguro de responsabilidad civil cubre los gastos de reparación por daños en los trabajos realizados.

El seguro de responsabilidad civil cubre reclamos por lesiones. Además de cualquier fallo judicial y los gastos médicos o funerarios. Debido a que alguien resulte lesionado mientras esté de servicio.

También en caso de que el autónomo contratista no cumpla con los estándares esperados, el seguro asumirá, en parte o en su totalidad, el costo de corregir los errores.

El seguro de compensación laboral

Supongamos que alguien dejo una caja de herramientas en medio del pasillo. Asimismo, que alguien se la llevó por delante y se lesionó gravemente.

Por cierto, en la reforma de su vivienda, ahora, ¿quién paga las facturas del hospital?

La póliza de seguro de compensación al trabajador protege a los operarios. Por ello proporciona una compensación salarial.

Además de asistencia médica en caso de lesiones en la obra.

Un contratista con un seguro de compensación de trabajadores le ahorrará cualquier responsabilidad. Ciertamente, en caso de que alguien se lastime mientras trabaja en su vivienda.

En la reforma de su vivienda, asegúrese de tener seguro

Siendo consciente del tipo de coberturas de seguro, ahora debe asegurarse en  que existe. También si está en vigencia.

Igualmente, no hay nada de malo en confiar en la gente.

Del mismo modo, hay demasiado riesgo para tan solo quedarse con la palabra de su contratista.

El contratista no debería tener ningún problema en mostrarle pruebas tangibles de sus pólizas de seguro.

Asimismo, el seguro de responsabilidad civil y de compensación al trabajador puede ser estructurado de muchas maneras diferentes.

Asimismo, usted tiene que verificar que haya por lo menos una cobertura mínima requerida por el estado.

Por lo tanto, puede contactar con la agencia de seguros y verificar la validez de las pólizas.

En la reforma de su vivienda, los accidentes NO son nuevos.

Casi ocurren con demasiada frecuencia sin que usted lo sepa.

Además las ofertas más baratas de los autónomos contratistas sin seguro pueden ser difíciles de resistir.

Especialmente si usted tiene un presupuesto ajustado. No importa si el trato es tentador.

Por cierto, si descubre que el contratista no tiene seguro o tiene un equipo sin seguro, no hay necesidad de pensar más en ello.

Finalmente, levántese y busque uno nuevo, que tenga licencia y tenga seguro.

reformando