Tiempo de lectura: 11 minutos

Cubiertas de techos de chapas metálicas

Ningún producto del mundo es perfecto, por mucho dinero que valga o por muy bien cuidado que esté. Usted puede estar en una situación afortunada en la que nunca falle nada. También puede experimentar uno o más problemas en cualquier momento. Todo depende. Los techos de chapas metálicas NO son diferentes.

Si bien hay variables que afectan a los problemas que podrían ocurrir con un sistema de cubierta metálica, a veces simplemente suceden cosas. Esto podría no ser la respuesta que usted está buscando, pero a largo plazo son menos problemáticos con los techos planos y los techos de tejas de terracota.

Aquí se intenta educar a los consumidores sobre los posibles problemas comunes de los techos de chapas metálicas. Entonces avancemos sobre los 7 problemas más comunes de la cubierta metálica.

Oil canning en un techo de metal

El oil canning es una ondulación visible en las zonas planas de las cubiertas de techo y los paneles metálicos verticales de las paredes. En términos técnicos, el oil canning se denomina pandeo elástico, es un efecto de arrugado de la chapa metálica conocido también como stress wrinkling. Casi, puede producirse en cualquier tipo de panel metálico: acero, aluminio, zinc o cobre.

Para que quede claro, la deformación oil canning es una característica inherente a casi todos los tejados / paredes metálicos. De hecho, es como si el metal de un sistema de costura metálica en pie estuviera sobrecargado y fuera incapaz de mantener una forma plana, lo que hace que el metal ceda y cree ondas visibles. El oil canning es fácilmente uno de los temas más candentes en los techos de chapas metálicas porque es difícil de definir y medir. Hay una serie de razones por las que puede producirse el este alabeo de la chapa:

  • Fabricación con un exceso de presión durante la manipulación del metal.
  • Dimensiones inadecuadas para la expansión y contracción térmica de los paneles metálicos.
  • Deformación de la estructura del techo que genera tensiones y desplazamiento de los paneles.
  • Almacenamiento y montaje inadecuados de los techos de chapas metálicas. Los techadores deben seguir siempre los detalles de instalación del fabricante.

Reducir el pandeo elástico

Por suerte, hay formas de reducir la probabilidad de que se produzcan arrugas, algunas de las cuales son:

  • Comprar paneles más gruesos para el techo de metal.
  • Utilizar paneles con un perfil de chapa estampada más acorde al tamaño general de la cubierta.
  • Elegir un acabado de bajo brillo o mate para reducir la reflectividad. Ciertamente, esto disminuye la visibilidad de las deformaciones por pandeo elástico.
  • Comprar metal tensado estirado. Luego, esta chapa metálica ya está estirada más allá del punto plástico, en el que NO puede volver a su estado original.
  • Instalar el techo sobre una cubierta plana in situ.
  • Lo más importante: elegir un especialista instalador cualificado y con experiencia que conozca las formas de evitar la deformación de una cubierta metálica.

una solución exitosa

El techo que montaron los de SolucionesEspeciales.Net tenía muchas otras ventajas. La eficiencia energética, la resistencia al viento y la estética que quería. Incluso hoy mis vecinos lo mostraron a los amigos y les gusta el techo. Nunca pensé que mi techo sería algo digno de comentarios. Pero recomiendo el trabajo de estos especialistas de Soluciones Especiales.

Pedro P. (Albacete)

info@SolucionesEspeciales.Net

633 70 88 32

Filtraciones

Seamos sinceros: nadie quiere un techo metálico con goteras. Además de tener que pagar más por la reparación del tejado en la mayoría de los casos, una gotera puede arruinar otros elementos valiosos de su casa o edificio. Las filtraciones en los tejados metálicos son una posibilidad y algunas de ellas, por desgracia, están fuera de nuestro control y otras se deben a errores humanos.

Los eventos o causas desencadenantes incontrolables más comunes que podrían provocar una filtración en la cubierta metálica son:

  • Lluvia torrencial.
  • Viento.
  • Daños estructurales.
  • Nieve pesada o derretida.
  • Presas de hielo (congelación y descongelación constantes).

Errores del montador instalador

Por desgracia, también hay algunas situaciones en las que una filtración se debe a errores del techador, montador instalador.

  • Fijaciones de la cubierta metálica defectuosos.
    Los tornillos están demasiado apretados, demasiado flojos o descentrados y permiten la entrada de agua en los puntos abiertos.
  • Costura defectuosa.
    La costura, o nervio lateral o el encime o acabalgadura entre dos paneles laterales, podría estar mal formada o cosida por el instalador.
  • Tapajuntas defectuosos.
    Los tapajuntas flejes de metal con moldura, que se añaden para evitar la entrada de humedad en las juntas o añadidos de un tejado, como tuberías, chimeneas y limahoyas. Al tratarse de complementos que requieren masillas selladoras y una instalación precisa, los tapajuntas del techo metálico, son el origen de las filtraciones.
  • Fallo del sellador o de la cinta butílica.
    Las masillas selladoras y la cinta butílica se utilizan para sellar el agua, la suciedad y otros residuos que podrían comprometer el techo. Si están dañados, faltan o se aplican de forma incorrecta, pueden producirse filtraciones.
  • Uso de detalles inadecuados.
    Pregunte por los detalles que el instalador pretende utilizar durante el montaje. ¿Coinciden con los detalles recomendados por el fabricante? Si NO son aceptables para la garantía de estanqueidad del fabricante, tampoco son adecuados para su casa o edificio. Implíquese desde el principio en el proceso y asegúrese de que su instalador trabaja según las normas de fabricación del techo de metal.

Asegúrese de elegir y asociarse con un especialista de confianza. Por cierto, con un buen historial de instalaciones de calidad, lo que ayudará a reducir la probabilidad de que aparezcan filtraciones.

Rozaduras y arañazos

Como todo lo que tiene un sistema de pintura aplicada, el techo de metal podría ser objeto de arañazos o rasguños en cualquier momento durante su ciclo de vida. La mayoría de los fabricantes de bobinas metálicas toman precauciones adicionales para garantizar que la bobina no se raye durante el proceso de corte, el enrollado o el transporte al comprador.

Además, la mayoría de los instaladores suelen manipular los paneles con cuidado durante el proceso de laminado e instalación. Pero siempre existe la posibilidad de que una o varias de estas partes se manipulen incorrectamente, provocando algún tipo de daño en la superficie. Esto puede ocurrir cuando:

  • El metal se enrolla o recoge de forma inadecuada, lo que podría provocar que el metal se roce y se desprenda el revestimiento.
  • No se utilizan protectores de bordes para proteger los bordes de la chapa durante el transporte.
  • Los transportistas no manipulan la bobina con dispositivos de elevación adecuados.
  • La bobina pasa por una máquina de laminado y uno de los componentes ha funcionado mal o la bobina ha rozado inadvertidamente contra una parte de la máquina.
  • Las herramientas u otros objetos se han rozado o han caído sobre un panel.
  • Los paneles han sido pisados, por los trabajadores, una vez instalados y se han rayado en puntos de mucho tráfico, como los puntos de tapajuntas o las entradas de las escaleras. Este es un problema común los paneles de techo de chapas metálicas de aleación cinc + aluminio, con revestimiento acrílico, que requiere un manejo y cuidado especiales.

Corrosión en techos de chapas metálicas

Muchas personas eligen los tejados metálicos porque están protegidos contra la corrosión y la degradación durante décadas. Normalmente más de 60 años.

Entonces, es lo que hace que sea el último tejado que tengan que comprar. Los fabricantes e instaladores, le ayudarán a elegir una chapa metálica que resista mejor la corrosión en el entorno de su casa o edificio.

La mayoría de las cubiertas metálicas cuentan con sistemas de pintura protectora o revestimientos específicamente diseñados para resistir la corrosión. Pero hay circunstancias especiales que podrían darse, entre ellas:

  • Corrosión en la parte inferior del techo de metal.
    Si la chapa de cubierta está mal recubierta en la parte inferior del panel, podría producirse corrosión. Esto ocurre cuando las moléculas de agua quedan atrapadas debajo entre el panel y el aislamiento térmico o el sustrato. Lo que puede hacer que el metal se debilite si no está recubierto.
  • Corrosión por agua salada.
    Las casas o edificios cercanos a la costa no suelen tener garantía de sustrato o de pintura debido al efecto del agua salada sobre el metal. Hay tipos de metales que funcionan mejor en entornos costeros, como el aluminio y el zinc. Así que asegúrese de leer la garantía y las especificaciones del producto para determinar si se encuentra en un lugar que podría estar sujeto a una corrosión prematura.
  • Metales diferentes.
    Cuando ciertos metales se juntan, puede haber una interacción negativa o reacción redox que cause una corrosión prematura que no ocurriría de otra manera.
  • Bordes cortados.
    Los bordes cortados de un techo de acero experimentarán una fluencia. Ciertamente es una oxidación mínima que se produce en el borde cortado. Muchos detalles en techos de chapas metálicas tienen pliegues o bordes con dobladillo que ocultan el borde cortado del metal. Un instalador minimiza la aparición de la fluencia de los bordes utilizando tapajuntas, haciendo un dobladillo en los bordes expuestos. También utilizando un lápiz de pintura en los bordes cortados visibles.

La corrosión se producirá en algún momento de la vida útil del techo de metal. De hecho, que ocurra antes o dentro de 60 años depende que se reconozcan los diferentes tipos de metal, los sistemas de pintura y los entornos en los que funcionan mejor.

Metales y materiales diferentes

La combinación de diferentes metales en un sistema de techo metálico puede dar lugar a interacciones que generan una degradación temprana, la aparición de manchas y al fracaso de todo el sistema. Por ejemplo, las cubiertas de paneles de cinc y aluminio como Cincalum® o Galvalume® funcionan mejor cuando no están en contacto con otros materiales. Como el cobre, los ladrillos, la madera tratada, el hierro y el hormigón.

Si estos paneles de aleación cinc y aluminio están en contacto con uno de estos materiales y se introduce en un electrolito, como el agua, se producirá una corrosión galvánica del ánodo. Ciertamente, el material más activo al que el material menos activo le quita sus electrones y, en última instancia, provoca la corrosión.

Hable con el instalador sobre los productos que estarán en contacto con su tejado metálico y pregúntele si el material que ha elegido reaccionará bien con él. O bien, lea sobre los metales que son más propensos a corroerse debido a las reacciones galvánicas. Esté atento a los siguientes productos potenciales y sus materiales que podrían dar lugar a malas interacciones:

  • Paneles metálicos
  • Canalones
  • Elementos de fijación, tornillería
  • Remaches
  • Tapajuntas
  • Chimeneas
  • Bordes de goteo, goterones
  • Materiales de revestimiento
  • Acondicionadores de aire montados en el techo
  • Enfriadores de agua con tubería de cobre

Caleo y decoloración

Tanto si está familiarizado con el caleo y la decoloración como si no, es otro de esos temas candentes que pueden suponer un problema potencial. El caleo se refiere al residuo blanquecino que es visible en un panel metálico pintado o revestido. Asimismo, se debe a la descomposición de la resina de la pintura por la exposición a los rayos UV.

La decoloración se produce cuando el pigmento de la pintura aplicada al sustrato metálico se descompone. Sin duda, debido a los rayos UV, el agua, la contaminación y los productos químicos, lo que provoca un cambio de color. También produce una decoloración desigual, ya que todos los paneles de una cubierta metálica no siempre están expuestos al sol y a otras sustancias de manera uniforme.

El caleo y la decoloración se producen independientemente del lugar en el que se viva. Pero depende realmente del entorno y de las sustancias a las que estén sometidos los techos de chapas metálicas. Por suerte, la mayoría de los fabricantes de renombre ofrecen garantías de pintura que cubren el caleo y la decoloración. De hecho, superan una medida específica durante un período de tiempo, que debe estar claramente definido en la garantía.

Otros errores de instalación en techos de chapas metálicas

Los problemas diversos derivados de errores de instalación, como la falta de piezas o accesorios, tornillos sueltos o tapajuntas mal fijados, son temas delicados porque pueden ser completamente imprevisibles.

En la siguiente sección, vemos las formas de asegurarse de evitar estos problemas, incluyendo la elección del instalador adecuado.

Elija el especialista para su techo de metal

Desgraciadamente, hay algunos instaladores que no tienen experiencia o no están cualificados para instalar techos metálicos, por lo que encontrar y, en última instancia, elegir al constructor adecuado es de vital importancia. Para saber si un techador puede cumplir con los más altos estándares posibles, verifique lo siguiente:

  • Si tienen licencia y están asegurados.
  • Además si tienen experiencia probada en la instalación de techos de chapas metálicas.
  • Conocimiento detallado de los productos disponibles y los procesos de instalación.
  • También, si poseen recomendaciones.

Conozca a los fabricantes de cubierta metálica

Una de las mejores maneras de reducir los problemas de los techos de metal es comprar los materiales de una empresa de renombre que pruebe a fondo sus productos y los respalde con garantías. También debe asegurarse de que esos productos cumplen las normas establecidas.

Conozca su cubierta metálica y su entorno

Nunca se sabe todo lo que conlleva la compra de un techo nuevo hasta que se hace realidad. Antes de comprar, conozca las consideraciones de diseño, ya que podrían afectar al perfil de los paneles que necesita o al material que funcionará mejor en su entorno.

Verifique la pendiente

Como referencia, las cubiertas metálicas de junta alzada no son de talla única. Si tiene una cubierta de baja pendiente (3:12 o menos es el estándar de la industria), es importante que elija un sistema mecánico de doble cierre. Si tiene techo de pendiente pronunciada (3:12 o más es la norma de la industria), se deben utilizar sistemas de cierre a presión con un clip.

Es imprescindible comprobar los requisitos de pendiente mínima del fabricante antes de la instalación.

El tamaño del techo de metal importa

El tamaño del techo metálico es de tener en cuenta, pues involucra el número de puntos de tapajuntas que pueda haber, como valles, chimeneas, tubos de ventilación y claraboyas.

  • Los puntos singulares del techo de chapas metálicas que pueden acumular agua, humedad o residuos.
  • Partes de su tejado que están en constante sombra o exposición al sol.
  • Filtraciones ya existentes u otros problemas que pueden o no solucionarse con la sustitución del techo metálico.

Investigue todo lo relacionado con los tejados metálicos

Todo lo discutido hasta ahora se relaciona con la investigación. La investigación es clave, tanto antes de comprar como después de comprar un tejado metálico. Conozca toda la información posible sobre los problemas que pueden surgir, a quién debe dirigirse en caso de que surjan, y tome siempre la decisión más informada a partir de lo que ha aprendido.

Nadie puede predecir el futuro, pero conocer los problemas que podrían surgir con un sistema de techos de chapas metálicas le permite ir un paso por delante durante el proceso de compra. Esté preparado, pero también comprenda que algunos de los problemas que hemos descrito anteriormente podrían no surgir nunca. Recuerde:

  • Pida referencias al elegir un instalador de techos.
  • No intente arreglar el problema usted mismo o sin ayuda profesional.
  • Compruebe su garantía y entienda cuándo algo puede ser una reclamación legítima.
  • Realice comprobaciones rutinarias para asegurarse de que la estructura del techo no está comprometida.
  • Haga preguntas y manténgase informado sobre los posibles problemas.

Recuerde que siempre podrá solicitar asesoramiento a los especialistas. Ellos ya han pasado por todo esto y tienen las respuestas que usted está buscando.

Seamos sinceros: nadie quiere un techo metálico con goteras. Además de tener que pagar más por la reparación del tejado en la mayoría de los casos, una gotera puede arruinar otros elementos valiosos de su casa o edificio. Las filtraciones en los tejados metálicos son una posibilidad y algunas de ellas, por desgracia, están fuera de nuestro control y otras se deben a errores humanos.
Liam Stegmayer | Ingeniero
Muchas personas eligen los tejados metálicos porque están protegidos contra la corrosión y la degradación durante décadas. Normalmente más de 60 años.
Jacob Jones | ingeniero
Los problemas diversos derivados de errores de instalación, como la falta de piezas o accesorios, tornillos sueltos o tapajuntas mal fijados, son temas delicados porque pueden ser completamente imprevisibles.
George Gordon | arquitecto

Relacionados con este tema:

Opinan los clientes

Barcelona

Osona

Costa Brava

Paraná

Construcción
Reformas integrales
Aislamientos
Cubiertas de techo
Construcción en seco
Suelos y pavimentos
Patologías
Impermeabilizaciones
Soterrados
Reparación de piscinas
Medio Ambiente
Mallas antierosivas
Drenaje de suelos
Gaviones
Geotubos
Servicios
Costos y presupuestos
Verifica lo que compras
Boletines
Consultas
Quienes Somos
Glosario
Barcelona y Catalunya
Llamar a Barcelona
Osona y Centelles
Llamar a Centelles
Costa Brava y Girona
Llamar a Blanes
 info@SolucionesEspeciales.Net
Barcelona +34 633 70 88 32
+34 931 98 58 49
Paraná +54 343 512 40 90
Support by xPerro© 1998-2022