Soluciones Especiales

Menu
Reparar las grietas

En muchos casos hacen falta especialistas para determinar las causas y reparar las grietas. Rajaduras y grietas, son patologías de la construcción, tienen múltiples orígenes.

Las rajaduras deben ser relevadas, unir datos aislados, observar, comprobar, más un razonamiento lógico y critico. Todo ello para determinar la causa del defecto y luego reparar las grietas.

Lo importante es que un muro como componente de la construcción es un organismo vivo que se mueve permanentemente. Asimismo, sujeto a absorción, retención y evaporación de humedad. Esto provoca variaciones dimensionales que varían permanente, que generar fallas donde hay que reparar las grietas.

Una rajadura es una abertura en la superficie del muro, una pared, un revestimiento, que abarca todo o parte del espesor del muro. La rajadura en su máxima expresión traspasa el muro de lado a lado, puede quebrar ladrillos, puede seguir el camino del mortero o mezcla de asiento.

Reparar las rajaduras debido a la humedad

Reparar las grietas implica entender que un muro expuesto a diferentes tenores de humedad. Por momentos absorbe y por momentos evapora, es una variación en el contenido de humedad que somete a expansiones y contracciones muy importantes. Igualmente, con cambios dimensionales y luego con empujes estructurales a los elementos vecinos.

El muro se calienta y al enfriarse se contrae, hay esfuerzos de tracción, aparecen rajaduras verticales. Si hay anclajes entre las columnas y la pared, estas rajaduras aparecen desplazadas a poca distancia de las columnas. Si la pared no esta anclada a la columna, la rajadura aparece en el centro del paño.

Estas rajaduras verticales son contrarrestadas por el peso propio del muro. Luego aparecen también empujes horizontales que accionan contra los elementos a los cuales están vinculados. Todas estas debilidades debe alertarnos que hay que reparar las grietas.

Rajadura por movimientos diferenciales del terreno

Los cimientos sobre terreno con contenido arcilloso se expanden ante la presencia de agua. El agua expande el volumen del suelo hasta una fuerza de 4 kg/cm2, el muro ejerce presión hacia abajo de 2 kg/cm2.

De esta de manera, ante la presencia de determinada cantidad de agua podemos tener esfuerzos del terreno que empujen a la mampostería hacia arriba y produzcan rajaduras.

Existe una relación inversa entre agua y resistencia de suelo arcilloso, a mayor expansión menor resistencia del suelo. Luego, frente a largos periodos de lluvias hay una importante perdida de la capacidad de absorción del terreno. Finalmente, aparecen las rajaduras en el muro que se asienta en este tipo de suelo.

Los asentamientos diferenciales son los que comúnmente provocan grietas. Por otro lado su alto contenido de humedad se debe a hechos puntuales como rotura de tubería, falta de drenajes. Así, observaremos grietas en forma de V invertida o verticales que son donde debemos repara las grietas.

Reparar las grietas y rajaduras

No hay antigrietas, pero hay productos elásticos adecuados para cubrir grietas. Estos son compatibles con los movimientos de las grietas, la contracción y dilatación del revoque. Permiten ser alisados y lijados y no dejan imperfecciones, si se aplica a conciencia.

Las grietas importantes, aquellas en las que se puede introducir la hoja de una espátula,  deberían ser tomadas, ejecutando grapas metálicas, llaves de albañilería.

Para fijar y dar estabilidad dimensional a las partes que se quieren unir, a ambos lados de las grietas.

Ejecutar las regatas, picando el recorrido donde se ubicará la llave, insertar un hierro de construcción doblado en forma de -Z- previamente protegido con pintura antioxidante. Luego rellenar con mortero polimérico, del tipo concreto polimérico, muy resistente e impermeable.

Las grietas de mediana importancia, deben sellarse con emplaste impermeable, algún sellador elástico y luego vendar la zona con trama geosintética.

El vendaje sobre la grieta se aplica pegando una tela reticulante embebiéndola con acrílico impermeabilizante, elastómero reticulante. Ello, para darle impermeabilidad al sistema.

Los Especialistas indican que las fisuras o grietas de mínima importancia, lucen como un mapeado de la pared, son pequeñas grietas  que dan el aspecto de pelos. Estas, necesitan ser selladas en una operación única, empleando un buen impermeabilizante elastomérico para paredes exteriores.

Esta capa debe formar piel, no debe ser maquillaje de pared, hay que aplicar no menos de 3 manos, espaciadas 24 horas.