Soluciones Especiales

Menu
Garantías en la impermeabilización

Es indudable que la calidad de las reparaciones y las garantías en la impermeabilización, son cada vez más importantes en la construcción actual.

Para techos, montajes, estructuras de hormigón y sistemas mecánicos, existe una tradición establecida de pruebas e inspecciones para verificar que tanto el material como la construcción cumplan con los criterios de diseño e impermeabilización.

Los propietarios suelen aceptarlo sin dudarlo y están dispuestos a pagar los gastos.

Desafortunadamente, esta tradición de inspección y verificación no se sigue en la impermeabilización de soterrados, donde la tendencia ha sido poner la responsabilidad sobre el constructor. Esta puede ser la razón por la que casi todo el mundo en la industria de la construcción tiene una historia de horror con respecto a las filtraciones y daños en sus proyectos.

Al igual que los techos, la impermeabilización de los elementos bajo rasante, bajos y estructuras soterradas, son  fundamentales para mantener el ambiente saludable para los ocupantes.

Hay muchos sistemas de impermeabilización, la clave del éxito es entender sus limitaciones. Así, cuando se considera el alto costo de excavar y reparar la impermeabilización, reemplazar un sistema que ha fallado, es imperativo que todos los sistemas de impermeabilización se diseñen e inspeccionen adecuadamente, sin importar las garantías que se ofrezca.

Las garantías en la impermeabilización, en particular, se basan en los materiales y los detalles. Como normalmente oscilan entre cinco y 20 años, [los especialistas] deben ponerse en contacto con el fabricante para conocer los requisitos reales y las garantías específicas.

Las garantías en la impermeabilización y la documentación.

Una correcta selección de la impermeabilización y una documentación exhaustiva son los primeros pasos hacia el éxito de la impermeabilización. Además, los protocolos de inspección deben ser precisos y de fácil comprensión para evitar interpretaciones erróneas. Asimismo, las tareas definidas en una inspección deben tener como objetivo ser preventivas y no correctivas.

Un muro de retención de una entibación soterrada debe inspeccionarse para asegurar de que el sustrato esté de acuerdo con las directrices de instalación del fabricante de la impermeabilización. Así, la especificación también debe prever un programa de garantías en la impermeabilización, de calidad basado en una inspección independiente que permita la conformidad verificada del trabajo.

Antes de iniciarse los trabajos de impermeabilización, se deben proporcionar detalles específicos. Los que ilustren la instalación del sistema de impermeabilización en todas las condiciones conocidas. Finalmente, estos detalles deben complementarse con detalles adicionales específicos de la obra.

La especificación también debe exigir que el constructor sea un aplicador [especialista] del sistema de impermeabilización para cumplir con las directrices de las garantías. La formación profesional se debe extender a los miembros del equipo de aplicadores. Ciertamente, para que el personal de campo tenga los conocimientos necesarios.

Algunos propietarios, arquitectos y contratistas eligen un sistema de impermeabilización principalmente por la duración de las garantías en la impermeabilización. Históricamente, la mayoría de los fabricantes garantizan su producto de uno a cinco años. Ocasionalmente, se ofrece una garantía de mayor duración para un proyecto de gran envergadura o de importancia excepcional.

El alcance de las garantías.

Algunas empresas ofrecen garantías de por vida. Estas deben ser interpretados cuidadosamente. Aún más, se han impuesto restricciones legales sobre lo que puede ser la garantía de por vida de un producto de construcción. Desde siete a 15 años es común.

Además, las compañías de seguros normalmente limitan el período de tiempo durante el cual los constructores pueden comprar un seguro de responsabilidad civil para los materiales instalados. Asimismo, los constructores y aplicadores de  impermeabilización normalmente pueden unir su trabajo por no más de cinco años. Uno debe ser cauteloso de aceptar una garantía a largo plazo, de proveedores que han estado en el negocio por solo unos pocos años. Lo más importante, porque una garantía es tan valiosa como la solidez financiera del emisor.

La mayoría de los propietarios se sorprenden al enterarse de las limitaciones de la cobertura de las garantías. Ciertamente, muchas se prorratean y otras se limitan al costo del material original.

El lenguaje utilizado para redactar las garantías puede ser confuso. Aún mas, la percepción de lo que cubre la garantía, y lo que realmente cubre, puede ser muy diferente.

Por lo tanto, un producto A como otro producto B tienen una garantía de 10 años, pero hay una ligera diferencia en el lenguaje – «mano de obra y material» para A versus «material» para B. Finalmente, estas simples palabras cambian el alcance total de la responsabilidad del emisor.

Las garantías en impermeabilización y la construcción.

¿Por qué todos los partidos de béisbol de las grandes ligas tienen una reunión previa al evento? ¿También participan los directores de los equipos y los árbitros? Cada estadio de béisbol, como cada proyecto de construcción, es ligeramente diferente. además los equipos necesitan cubrir puntos únicos para establecer las reglas del juego en un estadio específico.

De cara a las garantías, un proyecto de construcción requiere una reunión antes de su ejecución. Ciertamente, para revisar los materiales de impermeabilización y el diseño. Así como la técnica de construcción y la secuenciación.

Una pared de entibación en un soterrado, con revestimiento irregular requiere un trabajo correctivo. Todo ello, antes de la instalación de la membrana de impermeabilización para obtener un sistema estructuralmente sólido.

Los interlocutores.

  • El contratista general,
  • además del arquitecto,
  • junto al representante del propietario.
  • El inspector certificado,
  • consultor de impermeabilización;
  • asimismo, el representante del fabricante.
  • Además los aplicadores de la impermeabilización,
  • y también, los inspecciones en una impermeabilización.

Para asegurar la calidad del trabajo durante la construcción, debe haber una inspección adecuada. Es decir, la verificación sobre el terreno de la intención del diseño.

Cuando la inspección a tiempo completo no sea práctica, deberá establecerse tanto el calendario como el porcentaje aproximado de inspección a tiempo parcial. Dicha inspección de la impermeabilización instalada debe llevarse a cabo antes de cualquier vaciado de hormigón o colocación de relleno.

Las garantías y los inspectores.

Las inspecciones deben programarse cerca del hormigonado o relleno. Asimismo, debe darse tiempo suficiente para la corrección, reparación o reemplazo de cualquier impermeabilización dañada o no conforme.

Hay que asegurar de que la empresa de inspección seleccionada sea una empresa de buena reputación. Ciertamente, con personal cualificado formado por el fabricante de la impermeabilización.

También es importante asegurarse de que la empresa sea contratada por el propietario y no por el constructor o aplicador de la impermeabilización, para eliminar el conflicto de intereses.

Una buena práctica es requerir que los inspectores de campo sean entrenados y certificados por el fabricante. Ocasionalmente, muchas veces hay personas llevando a cabo inspecciones de campo de materiales para los que no estaban específicamente capacitados. Finalmente, se han perdido las NO conformidades obvias en el proyecto.

Las inspecciones realizadas por el personal de ventas del fabricante también deben evitarse. También deben limitarse, debido a la percepción de sesgo o conflicto de intereses con el constructor o aplicador de la impermeabilización.

También es importante señalar que el inspector independiente no tenga la intención de reemplazar o sustituir las inspecciones «internas» del contratista y del subcontratista de impermeabilización.

Garantías y comprobaciones.

Es deber de quienes ejecutan el trabajo, comprobar sistemáticamente que su trabajo satisface las necesidades del proyecto. Ciertamente, se puede exigir a los subcontratistas que notifiquen por escrito al contratista principal cuando se dañe la impermeabilización durante el trabajo. De modo que el sistema pueda repararse antes de rellenarlo. Finalmente, una cobertura inadecuada de la membrana, identificada durante la inspección puede ser reparada antes de la colocación del hormigón.

Rara vez los detalles típicos del fabricante incluyen todas las condiciones que se encontrarán. Así, los detalles específicos del trabajo deben tener un número único en el documento e indicar el proyecto específico.

Obviamente, no se debe depender de los planos de taller preparados por aplicadores. Por lo tanto, pasar todos los detalles específicos del trabajo a través de un consultor, antes de ser aprobados por el diseñador. Seguidamente, si no hay detalles aprobados, no se puede realizar una inspección para verificar la conformidad.

La inspección de los sustratos.

Una mala preparación del sustrato puede afectar el rendimiento de cualquier sistema de impermeabilización. Seguramente, la inspección del sustrato garantiza una adecuada firmeza, textura y solidez. Aún más, en el caso de los muros de contención, es extremadamente importante definir pautas aceptables, no solo establecer que la pared de un soterrado debe ser estructuralmente sólida, por citar una ejemplo.

Contactar con el Especialista
el
IMPERMEABILIZADOR
terrazas
cubiertas de techos
sótanos
pozos de ascensor
piscinas
reservorios
acuarios
+34 633 70 88 32
+54 343 512 40 90

Presupuesto express C2436